Diócesis de Ciudad Rodrigo

Díez Taravilla, 15 – 37500 CIUDAD RODRIGO – Tfno.: 923 46 08 43 – info@diocesisciudadrodrigo.org

Raúl Berzosa: “Al unir ecología y Asunción de la Virgen es reconocer que, al final, nos encontraremos cara a cara con la belleza de Dios, en la nueva Jerusalén”

Celebración de la Eucaristía, hoy en la Catedral.

Queridos hermanos sacerdotes, queridas consagradas, queridos todos:

Estamos celebrando, con la gracia de Dios, la Solemnidad de la Asunción de la Bienaventurada Virgen María. En la primera lectura, del libro del Apocalipsis, hemos escuchado lo que son los símbolos tradicionales de esta advocación mariana: una mujer vestida de sol y la luna bajo sus pies. En el Salmo 44 hemos cantado, aplicado a la Virgen María, que la “reina está a la derecha de Dios enjoyada con oro de Ofir”. La segunda lectura, de la Carta a los Corintios, nos presenta a Jesucristo como primicia de lo que nos espera y de lo que ya goza en plenitud la Virgen María, como predecesora. El Evangelio de San Lucas se entona el Magnificat: el poderoso ha hecho grandes maravillas en María, nuestra Madre y hermana en la Fe.

Permitidme que este año una la Asunción con el tema ecológico, tan querido por el Papa Francisco. ¿Por qué? – Escribe el Papa, en el n. 241 de Laudato si, que “la Virgen María, elevada al cielo, es Madre y Reina de todo lo creado. En su cuerpo glorificado, junto a Cristo resucitado, parte de la creación alcanzó ya toda la plenitud de su hermosura”.

¿Qué nos ha querido decir con ello el Papa?… – Que María, nos sólo ha sido en su vida terrenal modelo de virtudes cristianas, entre ellas de cómo “ser peregrina de la fe”, como la denominó San Juan Pablo II, sino también y sobre todo, una vez elevada al cielo, es signo y realidad, al mismo tiempo, de lo que no espera a cada uno de nosotros y a la creación entera. Y esto tiene que ver con la ecología. Sigue leyendo

PALABRAS AGRADECIDAS AL RECIBIR EL RECONOCIMIENTO DE LA PEÑA DE MIROBRIGENSES AUSENTES

Muy querido Sr. Presidente y cargos de responsabilidad de la Peña de Mirobrigenses Ausentes, queridos miembros de la misma, queridos predecesores en este reconocimiento, queridos familiares, queridos todos los que habéis deseado honrarme con vuestra presencia, sacrificando otros asuntos personales, familiares y profesionales:

Ya en septiembre del año 2016 se me anunció este acto, totalmente inmerecido por mi parte. No pude más que responder afirmativamente. Es verdad que en la carta fechada el 12 de septiembre del 2016, el Sr. Secretario trataba de justificar el reconocimiento hacia mi humilde persona relatando algunos supuestos méritos personales y ministeriales y que, hoy, ha detallado con enrome generosidad y con lupa de aumento… Esta noche, tan sólo reconozco, de todo ello, dos, como si fuese una moneda con dos caras: por un lado, el sincero y verdadero amor que profeso a esta Tierra y a estas gentes que la habitan en este momento histórico. Y. por otro lado, la colaboración generosa y estrecha que he recibido de tantas personas, comenzando por mis familiares, y por los presbíteros, consagradas y laicos que, mano a mano, día a día, años tras año, han tenido que sufrir y gozar en muchos campos: desde la organización de la pastoral hasta la restauración de templos y edificios, sin olvidar los eventos extraordinarios de la Asamblea Diocesana y el Año Jubilar Franciscano. Sin estos cualificados colaboradores, este servidor no hubiera podido realizar casi nada. Con ellos, todo lo realizado en estos seis largos años, parace un “milagro”. Recuerdo en estos momentos un dicho y un bello y sugerente pensamiento. El dicho reza: “Es verdad que Alejandro Magno conquistó él sólo media Asia, pero es de suponer que al menos llevaba un cocinero”. Y el pensamiento, del escritor mexicano Cieri Estrada, es éste:“Aunque somos nuestro propio tiempo,a veces somos el tiempo de otros y otros son nuestro tiempo. A veces, sin quererlo; a veces, queriendo; a veces, durmiendo; a veces, despiertos. Sigue leyendo

La Fuente de San Esteban muestra su solidaridad a raudales

La parroquia de La Fuente de San Esteban, con la colaboración del Ayuntamiento y de diversas asociaciones, ha celebrado el I Festival Benéfico Agua de la Fuente, compartida, que congregó a numerosísimo público en el patio del colegio de la localidad.

Se sucedieron diversas actuaciones y todo lo recaudado con los donativos irá a parar a manos de las Conferencias de San Vicente de Paúl, Cáritas y la Asociación Española contra el Cáncer.

El delegado de Misiones conoce el trabajo de sus compañeros en Zimbabue

El delegado de Misiones de la diócesis de Ciudad Rodrigo, el sacerdote José María Rodríguez-Veleiro, participa desde hace unos días en un viaje en Zimbabue junto a otros religiosos y sacerdotes. Allí está conociendo de primera mano el trabajo que se realizan en distintas misiones y ha tenido oportunidad, además, de conocer al obispo de Bulawayo y compartir sus inquietudes.

En este viaje participa también Mar Manzano que recientemente ha sido nombrada por el obispo, colaboradora de la delegación de Misiones.

 Raúl Berzosa: “Dios no se ha cansado de la humanidad y sabe darle una y otra oportunidad”

Queridos hermanos sacerdotes, queridos todos:

En este Domingo, fiesta de la Transfiguración del Señor, celebramos tres eventos, al menos y a un mismo tiempo:

– El feliz aniversario de la muerte del Beato Papa Pablo VI.

– El triste aniversario de la primera bomba atómica sobre la ciudad de Hiroshima.

-Y la gozosa Fiesta de la Transfiguración, que coincide con la Fiesta en esta población de Serradilla del Llano. Aparentemente, son  tres eventos diferentes, pero están muy unidos.

      Comenzamos por el Papa Pablo VI. Se ha dicho de San Juan Pablo II que fue el “Papa Magno”; pero no menos se puede afirmar del Beato Pablo VI: el Papa del Concilio Vaticano II; el que supo escrutar los signos de los tiempos para ser fiel a su Señor, Jesucristo y poder así iluminar a los hombres y mujeres de hoy; el Papa que culminó la obra de San Juan XXIII y nos recordó que la Iglesia no es para ella misma, sino para evangelizar como sacramento de comunión para la misión; el Papa que dejó bien asentadas las claves de una civilización del amor y de la vida frente a la necrofilia y a los conflictos generalizados de su tiempo.

De conflictos y dramaticidad habla el triste evento de las bombas atómicas. Curiosamente lanzadas en dos ciudades japonesas donde existía un significativo número de cristianos: Hiroshima y Nagasaki. Y, en medio de esta enorme tragedia, sus gentes también supieron orar y esperar en un futuro mejor. Porque allí quedaron patentes tres cosas: primero, que la violencia sólo engendra mayor violencia; segundo que, a pesar de todo, el futuro es sólo de Dios; y, tercero lo más decisivo, Dios no se ha cansado de la humanidad y sabe darle una y otra oportunidad. La paz, la reconciliación y la fraternidad siempre son posibles. Sigue leyendo

Fran Rivero y Manuel J. Gutiérrez pondrán la voz y la música a la gala de Manos Unidas

La delegación de Manos Unidas en Ciudad Rodrigo ha presentado una gala con fines solidarios que se celebrará el próximo día 17 de agosto a las 22:30 horas en el Teatro Nuevo Fernando Arrabal.

El precio de la entrada es de tres euros y todo lo recaudado irá a parar al proyecto comprometida por la delegación en este ejercidio, un centro de día y ambulatorio de atención primaria en Ghana y cuyo coste es de 28.600 euros.

La gala será musical y contará con la presencia del tenor mirobrigense, Fran Rivero, y del pianista Manuel J. Gutiérrez. A pesar de ser natural de Ciudad Rodrigo esta es la primera ocasión en la que actuará en la localidad por lo que es “una oportunidad para darme a conocer en tierra”, apuntó, “y un honor participar en un proyecto solidario pues los que podemos, tenemos que hacerlo”.

El repertorio será variado con boleros y piezas más clásicas pues, al fin y al cabo, la formación del tenor es clásica.

Las entradas se pueden adquirir a través de las voluntarias de Manos Unidas, en la Catedral y una hora antes de la representación.

Raúl Berzosa: “Podemos vencer todos los peligros y a todos “los dragones”  con la fuerza de Jesucristo y de su Espíritu”

Queridos hermanos sacerdotes, queridas consagradas, queridos residentes y personal laboral y de servicio, queridos todos los que  habéis tenido a bien uniros en este día grande:

Estamos celebrando, un año más, la memoria de Santa Marta. ¿Qué datos más sobresalientes tenemos de ella en los Evangelios y en la Tradición?…

El evangelio de San Lucas narra que, camino de Galilea, Jesús y sus discípulos se acogieron en casa de Marta, que en arameo significa “señora, ama”. Mientras su hermana María, escuchaba al Maestro, ella se afanaba en muchos servicios, practicaba la diakonía, deseando agradar a sus invitados y  sin perder la paz del corazón. De la misma manera, en San Juan, la encontramos seis días antes de la Pascua, sirviendo a Jesús y a los discípulos en una cena.

En el Evangelio de san Juan se narra, además, la resurrección de Lázaro y encontramos la confesión de fe de Marta: “Sí, Señor, yo creo que tú eres el Mesías, el Hijo de Dios que tenía que venir al mundo”. Es muy parecida a la profesión de fe del propio San Pedro.

Hasta aquí los principales datos del Evangelio. En cuanto a la Tradición, en el s. XII se escribe la Vida de Santa Marta, promovida por movimientos de laicos que valoran la vida activa sin menospreciar, por ello, la dimensión contemplativa: así, los humillados, los franciscanos y los dominicos. Se cuenta que ella, junto a Lázaro y María y el beato Máximo que los había bautizado, fueron expulsados de Palestina y llegaron a Marsella. En las orillas del Ródano San Marta venció, amansándolo con agua bendita y atándolo con su propio cinturón, a un dragón llamado Tarasca. Se quedó allí Marta, fundando un monasterio de ascetas y haciendo muchos milagros. Desde el s. XII se celebró su fiesta en la octava de María Magdalena, como deseando complementarse, una vez más, “la contemplación y la acción”, en la vida cristiana y eclesial. Sigue leyendo

Copyright © 2012. Diócesis de Ciudad Rodrigo. Todos los derechos reservados.