Diócesis de Ciudad Rodrigo

Díez Taravilla, 15 – 37500 CIUDAD RODRIGO – Tfno.: 923 46 08 43 – info@diocesisciudadrodrigo.org

Manos Unidas reúne a 185 personas alrededor de la mesa

Alrededor de 185 de personas participaron en la Cena de la Solidaridad que cada año organiza la delegación de Manos Unidas en la diócesis de Ciudad Rodrigo y en la que se planteó a través de una conferencia previa, la realidad de un país como Bolivia.
El acto se celebró en el salón que las Hermanas Teresianas tienen en la calle Velayos y se enmarcó dentro de las actividades que desarrollan desde este colectivo con motivo de la Campaña contra el Hambre y que permite apadrinar diversos proyectos, este año en Haití y la India. La semana pasada se celebró la Operación Bocata.
Momentos antes de la cena, la hermana teresiana Raquel Sainz pronunció una charla en la que habló de su experiencia como misionera en Bolivia a lo largo de más de 25 años. El menú se compuso de sopa y una manzana y es una manera de recordar a todas esas personas que tienen necesidades.

Hermana Inmaculada: “Es algo que he anhelado siempre, desde que entré en el Convento”

(Las MM. Agustinas recibieron la visita de Mons. Jesús García Burillo y del Vicario General, Tomás Muñoz, también se encontraban en el convento la Madre Federal de Sevilla, la Madre Priora de Jerez y el Padre Asistente de Castilla)

Reciben a todo el que llega a su casa con alegría y mucha dedicación y aunque no se trata de una cuestión de carisma, son conscientes de este hecho porque “siempre nos dicen que mostramos mucha alegría, mucha acogida y fraternidad que es lo principal para nosotras como Agustinas”, manifiesta Sor Rita, la superiora del Convento de las Madres Agustinas en San Felices de los Gallegos.

El motivo de alegría es ahora mayor pues la hermana Inmaculada realizará la Profesión Solemne el 10 de febrero, justo el día en el que sale a luz esta publicación diocesana.

Los días previos reconocía sentirse “un poquito nerviosa pero también con mucha alegría porque voy a entregarme totalmente a Dios y él va a ser mi esposo y yo su esposa. Es algo que he anhelado siempre, desde que entré en el convento, cuándo iba a llegar este momento. Doy gracias por todo y ojalá que esa entrega definitiva sea para siempre”.

Diez días antes de dar el paso definitivo, la profesa entró en ejercicios en los que no se mantiene contacto con nadie, “hay que tener silencio interior y exterior para poder escuchar a Dios, para interiorizarse y discernir bien lo que quiere Dios de mí. Si me pongo en contacto con la gente y ya tengo ese ruido no voy a poder escuchar bien a Dios. Son momentos y días, exclusivamente, para interiorizarse una, para estar más con el Señor”, aclara Inmaculada, que llegó hace nueve años a este convento procedente de Kenia y desde entonces “el tiempo ha pasado rápido, casi ni me he enterado”.

La vida en el convento está muy bien planificada y a las 6:30 horas amanece para las 12 monjas que viven en esta casa, cuatro de ellas ya muy mayores y con limitaciones. A partir de ahí, no hay momento para la distracción pues se sucede la visita al coro, “para alimentar el alma y tener la fuerza de Dios que encontramos en la oración y poder seguir con el día”. Otros apartados perfectamente delimitados son la oración personal, los oficios de lectura, laudes, el trabajo en la repostería, costura y limpieza; la atención a las hermanas enfermas o el momento para parar y meditar. “A las tres de la tarde tocamos el silencio riguroso que es para recogerse, para meditar una sola después de estar toda la mañana trabajando, en este momento dialogamos con Dios”. Su rutina continúa con la lectura, el estudio, la música, vísperas, misa y el rosario. También cada día la comunidad realiza una lectura en común que después se comenta.

Inmaculada se imagina que el día de su profesión acudirá mucha gente a acompañarla físicamente pero también “sé que otros que no van a estar aquí me van a tener siempre presente en la oración, ese día va a orar mucha gente por mí”.

La superiora concluye esta charla con el deseo de que surjan más vocaciones, necesitamos más porque algunas hermanas son muy mayores, necesitamos juventud que nos traiga alegría, que la comunidad siga creciendo para que el convento siga en pie”. Sus palabras llegan desde el convencimiento: “Hay que tener confianza, ha habido tiempos peores y lo hemos remediado. Nos ponemos en manos de Dios y lo que él quiera”.

 

La Operación Bocata de Manos Unidas se salda con muy buena asistencia de público

La Operación Bocata que cada año organiza la delegación de Manos Unidas en Ciudad Rodrigo volvió a ser todo un éxito si se atiende al hecho de que se repartieron 1.250 bocadillos variados.
Una vez más, la plaza del Buen Alcalde fue el lugar elegido para desarrollar esta cita que dio comienzo a las 13:30 horas pero que vivió sus momentos más álgidos sobre las 14:15 horas cuando los escolares, finalizada su jornada, fueron recalando en el lugar.
Sin duda la meteorología, con el sol brillando, contribuyó al buen desarrollo de la cita tal y como reconoció la delegada, Ana Lucas.
De manera previa, la delegación ya tenía 1.100 tickets vendidos a través de las parroquias o de los colegios por lo que las cantidades estaban perfectamente calculadas a falta de ese margen que se deja para aquellos que se deciden a última hora.
Las voluntarias de esta delegación fueron igualmente protagonistas pues sin ellas, que desde primera hora de la mañana comienzan a preparar los bocatas, sería imposible llevar a cabo la actividad. La delegación también reconoce siempre las donaciones de tortillas, embutidos u otro tipo de productos que hacen empresas y particulares para que la recaudación sea mucho mayor y contribuya a financiar los proyectos que promueve la entidad de la Iglesia este año en India y Haití.

Una Eucaristía marca el inicio de las actividades de la Campaña contra el Hambre

  • PROYECTOS PARA 2019
  • DESARROLLO INTEGRAL SOSTENIBLE DE MUJERES TRIBALES EN INDIA

            El proyecto se sitúa en el distrito de Bastar, en el estado de Chhattisgarh en la población de Jagdalpur. Es una zona muy vasta con una densidad de población muy baja, en comparación con otras zonas de la India. Es un área muy rica en recursos naturales y donde se encuentran los principales yacimientos de hierro del país.

La población es predominantemente tribal. Entre las tribus destaca la tribu Gond, una comunidad donde los niveles de pobreza son aterradores y es muy conflictiva por la cantidad de terroristas, que siembran el terror entre la población. Carecen de toda infraestructura y ayudas.

Los niveles de anemia y malnutrición entre mujeres y niños son de los más altos de la India, junto con enfermedades derivadas de la falta de agua potable, así como el analfabetismo, especialmente entre mujeres y niñas. Son frecuentes el alcoholismo, los matrimonios infantiles y las ceremonias de brujería debido al bajo nivel de educación entre la población. Las mujeres son consideradas objetos, carecen de cualquier derecho y están sometidas a todo tipo de abusos, siendo también muy frecuente el tráfico humano.

Ante esta situación, las madres Carmelitas de María Inmaculada se instalaron en este distrito hace 32 años para trabajar por la situación de las mujeres y niños, realizando proyectos de desarrollo. Dentro de este distrito abrieron hace años una capilla para atender a los pocos católicos de esa zona. Desde hace dos años han empezado, con la ayuda de 4 hermanas, a visitar a las familias, formar grupos de mujeres, dar pautar de higiene y crear pequeñas actividades generadoras de ingresos, concretamente la producción de champiñones con 12 mujeres. Sigue leyendo

El Padre Daniel Mateos comparte experiencias con los niños y jóvenes de El Salvador

El P. Daniel Mateos, misionero en Angola, ha compartido experiencias y la realidad de ese país con los niños, jóvenes y catequistas de catequesis de la parroquia de El Salvador de Ciudad Rodrigo. Los orígenes de Daniel están en la comarca mirobrigense y de manera periódica visita la localidad y esta parroquia.

El próximo día 23 volverá a Angola donde continuará con sus tareas, entre ellas, ser vicerrector del Seminario de Luanda.

Presentación de los niños de La Fuente de San Esteban ante la Virgen

La parroquia de La Fuente de San Esteban acogió la celebración de la Presentación del Niño Jesús un acto en el que los niños son presentados ante la Virgen. Numerosas personas quisieron respaldar esta tradición en la que varios bebés fueron presentados. El sacerdote, Anselmo Matilla, fue el encargado de conducir la celebración.

 

Devoción a San Blas entre los vecinos de Serranillo y Ciudad Rodrigo

En la localidad de Serranillo la tradición es muy concreta en cuanto a San Blas y la protección del santo se obtiene pasando por debajo de las andas. Así volvió a suceder en este domingo en el que gente de todas las edades veneró a San Blas. La eucaristía estuvo presidida por el sacerdote, Roberto Vegas.

Ciudad Rodrigo

Cientos de personas acudieron durante la jornada de ayer hasta la pedanía de Sanjuanejo para celebrar la festividad de San Blas. En primer lugar, se desarrolló la procesión y posterior Eucaristía que presidió el Administrador Apostólico, Mons. Jesús García Burillo. Varios sacerdotes concelebraron esa misa que por primera vez en la historia de la cofradía que data del año 1946, no tuvo lugar en el Monasterio de la Caridad. El cambio de propietarios del inmueble y la imposibilidad de localizarlos ha obligado a modificar la dinámica habitual. 

Por último, Mons. García Burillo bendijo las gargantillas que como marca la tradición, se deben colocar hoy y quemar el Miércoles de Ceniza si se quiere estar protegido de los males de garganta.

Mons. García Burillo preside la Fiesta de la Presentación del Señor

El Administrador Apostólico de la diócesis, Mons. Jesús García Burillo, presidió en el Convento de las Madres Carmelitas la Fiesta de la Presentación del Señor que se celebra cada dos de febrero y que coincide con la Jornada Mundial de la Vida Consagrada.

Otras religiosas se acercaron hasta ese convento donde se llevó a cabo el encendido de los cirios antes de iniciar la celebración y la renovación de la consagración de esas religiosas. 

Mons. García Burillo estuvo acompañado de varios sacerdotes que concelebraron la Eucaristía.

Copyright © 2012. Diócesis de Ciudad Rodrigo. Todos los derechos reservados.